Pérdida de cabello: Algunas soluciones

La pérdida de cabello es un tema que preocupa a muchas personas en todo el mundo. Y es que, según estudios recientes, un 60% de las personas de todo el mundo sufre sus primeros episodios de alopecia a partir de los 20 años, de hecho un 50% de mujeres la sufre o la ha sufrido alguna vez en su vida.

Es algo muy común, y que se puede tratar y remediar si se aborda de la forma adecuada. Aquí vamos a ver cuáles son las soluciones dermatológicas que más se emplean y mejor funcionan en estos casos, de mano de uno de los grandes referentes que hay actualmente en el ámbito del cuidado de la piel, Clínica Dermatológica
Internacional.

Tratamientos Dermatológicos para la pérdida de cabello

Si buscas un buen tratamiento salud capilar, hay centros como Clínica Dermatológica Internacional que pueden ayudarte enormemente. Su experiencia en el sector, con un equipo compuesto únicamente por expertos en las principales ramas de la salud de la piel y del cabello, garantiza los mejores resultados en cada tratamiento que ponen en marcha.

¿Y cuáles son esos tratamientos?

Ni más ni menos que los principales tratamientos dermatológicos que se suelen emplear en los centros más importantes para frenar o detener por completo la caída del pelo.

Tratamientos con minoxidil
El minoxidil es un medicamento tópico que se aplica directamente en el cuero cabelludo, y es el más famoso cuando se habla de soluciones para frenar la alopecia. Ayuda a aumentar el flujo sanguíneo en los folículos pilosos y promueve el crecimiento del cabello. Es eficaz sobre todo en el tratamiento de la alopecia androgénica y lo pueden usar tanto hombres como mujeres.

Terapia con finasterida
La finasterida es un medicamento oral que ayuda a detener la caída del cabello y favorece el crecimiento de nuevo cabello en los hombres que padecen alopecia androgénica. Bloquea la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona, que es la hormona que más suele propiciar la pérdida de pelo.

Terapia con láser
La terapia láser de baja intensidad es una solución no invasiva que utiliza la luz de un láser para estimular el desarrollo y crecimiento del pelo en personas que padecen alopecia, sean hombre o mujeres. Favorece la circulación sanguínea en la zona sobre la que actúa, reforzando la salud de los folículos y asegurando así que nazca un pelo mucho más sano y fuerte, más nutrido.

Trasplante capilar
El trasplante capilar es la opción más contundente de todas, ya que se trata de una intervención quirúrgica en la que se extraen folículos pilosos de áreas donantes y “fértiles” y se colocan en las zonas donde se está sufriendo la pérdida de cabello. Con esta sencilla operación se consigue un crecimiento permanente y natural del cabello en áreas previamente calvas.

Consejos y Prevención para un pelo saludable

Además de buscar tratamientos dermatológicos efectivos, es fundamental que adoptes una serie de hábitos saludables para
mantener un cabello fuerte y en buen estado. Aquí te brindamos algunos consejos y medidas preventivas que te pueden venir realmente bien:

Seguir una dieta equilibrada
Es muy importante seguir una dieta rica en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y proteínas, ya que son fundamentales no solo para todo el organismo, sino también para nutrir y dar fortaleza al pelo. Procura incluir a menudo alimentos como verduras, pescado, nueces, legumbres o fruta en tu rutina alimenticia diaria.

Evitar el estrés continuado
Está más que demostrado que el estrés, sobre todo si se prolonga por mucho tiempo, contribuye mucho a la pérdida del cabello. En caso de estar pasando por etapas en las que hay demasiada presión, es recomendable buscar tiempo para desconectar con actividades que te gusten, poner en marcha técnicas de relajación como la meditación o el yoga. Son de gran utilidad para tu bienestar tanto físico como mental.

Cuidar el cabello correctamente
Debes lavar tu cabello con frecuencia, aunque sin excederte, usando siempre productos que no tengan demasiados químicos, que sean suaves y que, sobre todo, encaje con tu tipo de cabello. No es lo mismo un pelo graso que uno seco, por no hablar de su resistencia o grosor. Del mismo modo, evita usar demasiado secadores o planchas, ya que el calor que aplican puede hacer mucho daño.

Consultar a profesionales
En caso de sufrir una pérdida de cabello significativa o anormal, es importante que consultes a un dermatólogo. Con un diagnóstico adecuado en el momento correcto es posible frenar algo que, de otro modo, podría ser mucho más difícil de solventar.
Como decíamos al comienzo, la pérdida de cabello es una preocupación muy común, pero existen diversas soluciones dermatológicas efectivas que están al alcance de cualquier persona que necesite ayuda en este sentido.